Mi Primer Servicio

by - mayo 02, 2018


Aun recuerdo ese primer servicio, en ese entonces trabajaba para una agencia y solo estaba disponible los días Jueves y Viernes pero trabaja noches completas, solo estuve 3 meses en la agencia no dure tanto tiempo.

Esa noche me marca el dueño y dice que habían unos clientes importantes hospedados en el hotel Gillow ubicado en Isabel La Católica y av. 5 De Mayo que no me preocupara por ir sola ya que irían algunas compañeras también así que procedí a cambiarme y bueno yo era un manojo de nervios al grado que no compre condones.

Pasa el chófer por mi y al entrar al auto ya estaban mis compañeras eramos 4, llegamos al hotel la verdad es que las piernas me temblaban y con una voz tímida le dije a una de las chicas que no llevaba condones y me dijo: 

- no te preocupes yo tengo muchos y tranquila todo estará bien, me encontrare en la habitación de al lado cualquier cosa grita... pues con eso me quedé más tranquila (sarcasmo).

Cada una fue a habitaciones distintas y cuando me llevan a la que me correspondía ¡oh sorpresa! era un hombre atractivo, alto 1.80, bronceado, cuerpo muy bien definido, una voz varonil, en fin me gusto... entro a la habitación y tenía una mesa con la cena servida y una botella de vino, me pide amablemente que tome asiento, cenamos y estuvimos platicando mil cosas aunque la verdad me sentí estúpida yo tenía 19 años y él 33 años ya un hombre experimentado en todos los sentidos, aun así él decía que le agradaba mi compañía y que deseaba ya poseerme, me sonroje pero la verdad también tenía ganas de sentirlo, nos dimos una ducha y cuando me di cuenta me tenía ya sentada en el tocador con las piernas abiertas y su lengua en mi sexo haciéndome un rico oral, sinceramente era mi primer oral y no se imaginan como lo disfrute.


Lo lamentable de esto es que de ahí no paso de solo sexo oral, yo quería que me penetrara, quería sentirlo, probar mil posiciones, sentir sus embestidas, cabalgarlo pero solo se quedo en mi mente todo eso; ya que solo nos acostamos y estuvimos abrazados toda la noche, para mi fue un martirio por que él despertó mis ganas de ser poseída... al día siguiente cuando desperté él ya no estaba y solo me dejo una nota en la cuál había escrito que me vería dentro de 20 días y que el desayuno estaba servido...


You May Also Like

0 comentarios

Agradeceré tu comentario, siéntete libre de hacerlo.

Haz tu día más confortante

Solo debes llamarme y concertar tu cita
(+52) 55 6058 5614