Senos: El misterio móvil

by - junio 15, 2018


(...) Tenía los hombros, los senos y las caderas demasiado anchos y su sonrisa era demasiado franca y abierta para poder considerarla hermosa, pero era bonita, se la veía sana y llevaba colgada de un largo dedo el asa de una garrafa de vino tinto que balanceaba como si fuese un bolso. "Alguien voló sobre el nido del cuco" (1962), Ken Kesey

Y lo que quiero de él es su cuerpo. Desnudo y caliente de amor; hirviendo de deseos: estrujando el temblor de mis senos y de mis brazos.



You May Also Like

0 comentarios

Agradeceré tu comentario, siéntete libre de hacerlo.

Haz tu día más confortante

Solo debes llamarme y concertar tu cita
(+52) 55 6058 5614